Pilar Peña Toro

Por
mayo 6, 2015

De las entrevistas que he realizado a egresados destacados, ésta en especial me causó mucha empatía por toda la energía que nuestra compañera desplegó ayudando a familias que lo han pasado muy mal en los últimos incendios forestales.

Pilar Peña Toro, “Pili” como le dicen la mayoría de sus amigos y compañeros de la Generación de Ingreso 1992, comenzó su historia laboral en Maco – representante de Volkswagen – el año 1996 mientras cursaba su último año de universidad, en el área de post venta de camiones.
Al año siguiente, en 1997 y recién egresada, recibe una oferta junto a dos compañeros de generación para ingresar a Soprole y trasladarse a Concepción a trabajar en el área comercial; durante esa época, y quizás todavía, Soprole lideraba el mercado en su rubro.

Sin embargo, y a pesar de todas las posibilidades de desarrollo internas que la empresa ofrecía, nuestra compañera decide renunciar el año 1999, en plena crisis asiática, con poca experiencia y con una red de contactos que aún era muy pequeña…ya en ese momento ella tenía claro que el enfoque que le quería dar a su formación profesional, era uno muy distinto.
Ahora había que pensar cuál era exactamente ese enfoque y hubo 8 meses de detención, por decirlo de una manera elegante, es decir, Pili estuvo todos esos meses sin trabajo porque todo lo que aparecía como anuncio o llamado para un Ingeniero Comercial, era aquello más tradicional asociado a nuestra carrera.
Durante ese período, hubo otras ganancias personales, crecimiento, viajes sola, tener algún discurso claro, coherente y convincente, para aquellos que le decían “pero tú estás loca…cómo no vas a trabajar como ingeniero comercial en algo más tradicional; ahí está tu futuro”, “cómo se te ocurre haber renunciado a Soprole si tuviste la suerte que muchos hubieran querido”.
Hasta que un día, pasado los 8 meses, una amiga personal de nuestra compañera, trabajadora social y dedicada durante varios años a ser consultora para organismos públicos, ofrece a Pilar participar en un proyecto para emprendedores de la Provincia Cordillera. Hasta ese momento todo lo que se hacía estaba en manos de sociólogos, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros, pero cuando comienza a tomar fuerza el tema del micro y pequeño emprendimiento como política estatal, se abre una puerta para administradores de empresas e ingenieros comerciales, por ejemplo.
Los colegas del área más humanista tenían todas las competencias para abordar temas de VIF, trabajo comunitario, asociatividad, pero cuando debieron enfrentarse a un Plan de Negocios, a una estructura de costos o a una Iniciación de Actividades, requirieron inmediatamente de nuestra ayuda.
Y así comenzó a dar un giro la historia laboral de Pilar…desde el año 2000 trabajó como consultor externo para distintos organismos públicos, siempre fortaleciendo el tema del emprendimiento individual y asociativo. Trabajó para PRODEMU, apoyando fuertemente a mujeres emprendedoras, mayoritariamente jefas de hogar; trabajó para CONADI, asesorando a micro y pequeños emprendedores indígenas (Mapuches, Aymaras, Rapanuis, entre otros); durante 4 años se desempeñó como encargada del Área de Fomento Productivo de la Municipalidad de Pirque, destinando media jornada de su tiempo a esta labor y fortaleciendo mayoritariamente a emprendedores agrícolas de la zona.
En síntesis, durante 11 años participó en una innumerable cantidad de proyectos adjudicados por consultoras externas para ejecutar en conjunto con FOSIS, PRODEMU, CONADI, SERCOTEC, CORFO, entre otros, asesorías, capacitaciones, relatorías, trabajo en terreno, apoyo en equipamiento, elaboración de planes de negocios, formación de asociaciones, acompañamiento en formalización de empresas, entre tantas otras temáticas que escapan a la creación y desarrollo de un negocio propiamente tal.
Paralelamente, y tratando de insertarse en el otro mundo que le apasionaba, la educación, el mismo año, Abril de 2000, la contactan de la Universidad del Pacífico para dictar una cátedra en la Escuela de Administración. Y aquello que partió como un pequeño sueño, también tomó fuerza y le permitió estar durante 11 años en la Universidad, trabajando práctica y exclusivamente durante los últimos 7 años sólo para la Escuela de Dirección & Producción de Eventos de dicha casa de estudios.
Por otra parte, y dado que ya había adquirido experiencia en Educación Superior, es invitada a ser docente de Duoc UC (2007) e Inacap (2008); convencida en esos años que había mucho por hacer en la Educación Superior Técnico Profesional (ESTP), encantada accede a aceptar la invitación.
Nuestra entrevistada destaca “en esa época, nadie hablaba de la ESTP, me refiero a 10 años atrás. Ahí llegaban, mayoritariamente, los chicos que no entraban a la Universidad o que no podían pagarla y, por lo tanto, siempre eran mirados como estudiantes de “segunda categoría”. Ahora, después de una década, y de haber mirado lo que pasa en el resto del mundo, el Estado entendió que la Educación Superior Técnico Profesional requiere de una política pública sólida, para que se le dé el lugar y la importancia que merece y necesita, para el desarrollo de Chile”.
Bueno, como comprenderán, nuestra compañera, bastante multifacética y con un sentido de responsabilidad social muy fuerte, decide también formar su familia. El año 2010 conoce a su actual marido, y en Octubre del mismo año nace su único y amado hijo, Andrés Salvador. Esto obliga a Pili que se traslada de SERCOTEC al Duoc; de Duoc a Pirque; y de Pirque a la Universidad del Pacífico, a detenerse por unos años; lo que no significa que se quedará en su casa, sólo tomará la decisión de optar por un solo lugar.
En Abril del año 2011 surge la posibilidad de trabajar media jornada como curriculista de la Escuela de Ingeniería de Duoc UC, y en Agosto del mismo año, el Director de Escuela de ese momento, señor Jaime Retamal Pinto, muy conocido por varios de nosotros ya que es un Ingeniero Civil muy querido de nuestra casa de estudios, le ofrece estar tiempo completo en dicho cargo dándole todas las posibilidades de crear, soñar y proponer, siempre en el marco del Modelo Educativo de la Institución.
Fue durante esos 5 años en los que trabajaron juntos, donde Pilar tuvo la posibilidad de visitar distintas instituciones de educación en ciudades europeas y latinoamericanas, y participar en diferentes congresos enfocados en la ESTP. Esto le permitió ver tendencias y verificar que este tipo de educación es valorada y posicionada en dichos países (Paris, Londres, Madrid, Córdova, Costa Rica, entre otras).
Actualmente, nuestra compañera trabaja directamente en la Vicerrectoría Académica de Duoc UC como curriculista, en la Subdirección de Desarrollo Curricular; encantada con su labor cotidiana y su vida de mamá, siente que está “al debe” con su compromiso y “obligación” social.
Fue precisamente esto lo que la motivó a organizar una campaña solidaria para ir en ayuda de los damnificados y en apoyo a los admirables bomberos, tras el desastre que dejaron los recientes incendios forestales.
Con el aporte de muchas personas, en especial de la Generación 92 de nuestra Facultad, y de familiares y amigos personales de Pilar que estuvieron con ella en terreno, se lograron movilizar una gran cantidad de recursos para zonas principalmente ubicadas en la VII y VIII Región (aguas, diversidad de líquidos, colchones, ropa de cama, cunas, toallas, mercadería, utensilios de cocina, vestuario (cuidadosamente seleccionado), juguetes, materiales para los niños en albergues, artículos de aseo, artículos médicos y medicamentos, mangueras para agricultores, dinero para combustible de bomberos y la Red Nacional de Emergencia (RNE), y más de 60 carteras implementadas para mujeres de la zona).
En relación a lo anterior, es importante destacar la colaboración y compromiso de tres compañeros de la Generación 92 y aprovechamos de entregarles nuestros sinceros agradecimientos; Marisol Segú, quién movilizó los recursos hacia Putú; Raúl Vargas que efectuó un trabajo impecable con la RNE; y Juan Pedro Mosquera quién gestionó junto a sus trabajadores de Buin Zoo la salida de un camión completo para la VIII Región.
Por último, mencionar las zonas que se pudieron cubrir; se visitaron o se colaboró de distintas formas, con localidades como Hualañé, Cauquenes, Putú, Name, Huarilihue Alto, Quirihue, Calquín, Portezuelos, San Nicolás. Según nuestra entrevistada, “estando en las zonas afectadas, tú puedes sentir en la piel lo desolador y estremecedor del desastre material, sin embargo, el recibimiento, la resiliencia y el cariño de nuestros compatriotas, sólo te dejan con una sensación de esperanza…podemos tener un país mejor. En el fondo, partes muy temprano en caravana con la idea de que vas a ayudar, y vuelves con la convicción de que todas esas personas, habitantes de la zona y bomberos, te dieron una lección de vida”.
Le preguntamos a Pilar que opina 20 años después de su elección respecto al giro que le dio a su carrera y su respuesta es la siguiente…”no me arrepiento de nada; mi elección fue la correcta, estoy muy contenta con lo que hago y mientras más en contacto esté con la gente y con mis estudiantes, más feliz soy. Gracias por la oportunidad que me han dado de compartir mi experiencia, aunque sea una Ingeniero Comercial poco tradicional”.

Ojalá pudiéramos contar con varias “Pili”
Rolando Devia Aldunate

Etiquetas: